Cubanos en las nominaciones a los Latin Grammy 2014. Bailando y más…

Por Rosa Marquetti Torres

A lo rotundo de las cuatro nominaciones que implican a Descemer Bueno y Gente D’Zona (Alexander Delgado y Randy Malcom Martínez) por su arrasador y excelente tema “Bailando” (Grabación del Año, Canción del año, Mejor Performance Urbano, y Mejor Canción Urbana) y de otra para Descemer por “Loco”en su condición de co-autor en el apartado de  Mejor Canción Tropical, se suman otros reconocimientos a músicos y técnicos cubanos en la fase previa a la premiación de esta XV edición de los Latin Grammy Awards. Si algo me complace en estas nominaciones de los cubanos  es  la diversidad genérica, etaria y de localización geográfica; como debe ser.   Así, sin orden  ni concierto, las voy comentando.

En la categoría de Mejor Composición Clásica Contemporánea aparece el aún joven Yalil Guerra (La Habana, 1973) con la obra “String Cuartet No. 2”, incluída en el disco  “America Latina: A Musical Canvas”.  Yalil, que reside en España,  cursó en Cuba en nuestro Instituto Superior de Arte, parte de sus estudios de guitarra clásica en los que acredita la labor de sus maestros Jesús Ortega, Efraín Amador y Joaquín Clerch.  Su trabajo como intérprete, compositor y productor lo ha llevado a abordar un amplio espectro de géneros y estilos en lo musical.  Yalil ya había recibido una nominación en 2010 en la categoría Mejor Productor de un Album de Música Clásica, por “Old Havana Chamber Music. Vol. I” y en 2012 se alzó con el Premio Grammy en la misma categoría por la que ahora quedó nominado, pero entonces lo obtuvo por la obra “Seducción”.  Manuel Barrueco (Santiago de Cuba, 1952), otro guitarrista cubano fue favorecido en la categoría de Mejor Album de Música Clásica con la nominación de su álbum“Medea”, dedicado por entero a obras de Issac Albéniz, Enrique Granados y Manolo Sanlúcar, junto a la Orquesta Sinfónica de Tenerife bajo la conducción del español Víctor Pablo Pérez. En esta misma categoría –que premia también a los productores-, fue una grata sorpresa encontrar el nombre del joven y talentoso pianista Leonardo Gell(La Habana, 1986) como uno de los productores musicales  del disco “Musica De Compositores Costarricenses Vol.1”de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica, país con el que Gell ha venido colaborando desde hace algún tiempo.

No me gusta el término canción de autor, mucho menos el de cantautores. Prefiero llamarles como creo que a ellos mismos les gusta:  trovadores.  Y aquí ya lo sabemos: en la importante categoría Canción  del Año, Silvio Rodríguez (San Antonio de los Baños, 1946) junto a Calle 13 resultó  nominado por el hermoso “Ojos color sol” (álbum “Multiviral” del dúo puertorriqueño), en su doble condición de compositor e intéreprete, en la misma clasificación que los enfrenta, entre otros temas  a “Bailando”. Silvio ya había tenido una nominación en 2007 por su disco “Erase que se era” en la categoría de Mejor Album de Cantautor, apartado este donde volvió a ser nominado por “Segunda Cita” tres años después.  En un auténtico y oportuno  renacer, Pablo Milanés (Bayamo, 1943) se congratula con la nominación en la categoría de Mejor Album de Cantautor con su más reciente disco“Renacimiento”. Ya en 2006 recibiría el  premio en esta misma categoría por su álbum   “Como un campo de maíz” y también, compartido con  Andy Montañez, el premio al Mejor Album Tropical Tradicional por “AM/PM Líneas Paralelas”.

En una categoría donde siempre estamos, la habanera Aymée Nuviola, la mitad de aquellas jovencísimas Hermanas Nuviola tan afinadas y de tan buen hacer,  ha sido nominada en el apartado de Mejor Album de Salsa por “First Class to Havana”.  De su calidad vocal e interpretativa hemos sabido siempre; la Nuviola ha ido creciendo en su proyección sonera y los temas suyos que ya suenan parecen confirmarlo.

Eliades Ochoa (Santiago de Cuba, 1946) aparece otra vez en estas listas, y ahora lo hace con “El Eliades que soy”junto al Cuarteto Patria, producido por BISMUSIC y compitiendo en la sección Mejor Album Tropical Tradicional. Con él,  el son y lo tradicional vienen a enriquecer la diversidad de ese espectro genérico a que me refería y que tanto me gusta.  Cercana a este género, en sus apropiaciones de  la música campesina y el son, y también nombre recurrente en estas listas de nominados y premiados, Albita Rodríguez (La Habana, 1962) aparece reconocida en el apartado de Mejor Album Foklórico por “Mujeres con cajones” junto a la limeña Eva Ayllón y a la canaria Olga Cerpa. 

El álbum “Song for Maura”de Paquito D’Rivera (La Habana, 1948) y el Trío Corrente conquistó el preciado fonógrafo en la anterior edición de los Grammy Awards en enero pasado, en el apartado Mejor Album de Latin Jazz.  Para esta XV edición de los Latin Grammy, ha sido nominado  en idéntica categoría y se suma a la ya extensa lista de reconocimientos de la Academia Latina al trabajo del genial clarinetista, saxofonista y compositor.

La categoría Album del Año premia también a los productores y técnicos, y ahí aparece el nombre de la joven ingeniera Olimpia Calderón (La Habana, 1979), de los estudios Ojalá, por su participación en la grabación de “Ojos color sol” que figura en el disco “Multiviral” de Calle 13. En ese mismo apartado vemos al nombre de Aneiro Taño, uno de los responsables de la grabación en el disco “Raíz”, que unió  a Lila Downs, Niña Pastori y Soledad.  Y quizás por primera vez aparezca el nombre de un técnico cubano en la categoría Grabación del Año, una de las más codiciadas:  aquí, Maykel Bárzagas  Remón (La Habana, 1983) adiciona otro distinción a “Bailando”, esta vez, como parte de los técnicos e ingenieros responsables de la grabación, mezcla y masterización de este corte fonográfico. En la parte técnica, el habanero Guianko Gómez Medina comparte nominación en Album del Año como grabador en el disco “Más Corazón Profundo” del colombiano Carlos Vives.  Guianko aparece nominado también en su condición de compositor en las categorías Canción del Año y Mejor Canción Tropical como co-autor del tema“Darte un beso” en la voz de Prince Royce.

La Academia Latina de las Artes y las Ciencias de la Grabación (LARAS) anunciará el 20 de noviembre en Los Angeles  los ganadores de esta XV Edición de los Latin Grammy Awards.

© 2014.  Rosa Marquetti Torres

(Publicado en www.cubacontemporanea.com)

One comment on “Cubanos en las nominaciones a los Latin Grammy 2014. Bailando y más…”

  1. raúlciro dice:

    Un besito, Rosa, tengo tres entradas tuyas pendientes, sí, por leer…
    No sé, puede que yo sea un fueraetalla (bien) pero, de verdad, me alegra que se den y reciban todos esos premios, créeme y a la vez me da igual, pero no te imaginas cuánto (y me duele). Lo que más me preocupa es no tener claro (y seguro estoy equivocado, perdido) si aún a Carlos Alberto García, al genial “Charly García”, alguna vez le han reconocido en esos entornos latinoamericanos (a la cañona) algo de lo mucho que ha aportado a nuestra identidad… sonora, a nuestras vidas. Sí, ya sé que suena poco serio, simple, hasta obsesivo, pero si no, hasta el día (aun así, tardío) en que se le reconozcan todos y cada uno de sus méritos y aportes, no seremos nada. Soy de la teoría de que, como el supuesto trono… hispano es uno, sí (qué risa…), todos están enfrentados en la lucha por ser emblema, icono único (padres y abuelos de…), y no; opino que hasta que no se acepte la importancia de “Charly” por ejemplo (descontando ya al Formell -de los inicios gloriosos-; a Luis Alberto Spinetta; al mismísimo Senén Suárez, o los hermanos Llopis… y perdón por las lagunas y océanos entre tantos otros sin mención. Es sólo un razonamiento muy indocumentado y simple el mío), no seremos nada (y me incluyo, claro que sí, cómo no); hay que empezar por ahí, por darle lo que merece, muy tarde ya por cierto, pero en vida (estatuas y conciertos- homenajes póstumos no, por favor; no; dejen el descaro ya…). Cuando yo vea (y a todos les quede claro quién es “el Rey”) que a esa tamaña personalidad se le reconoce en esos ámbitos, sí, empezaré a estar más en paz, tranquilo y conforme. Fíjate qué sencillo, por favor un Grammy, un algo, un coral negro, un “estímulo moral” para el “Charly”, pero ya, ya, por favor. Ah, y atención, cuando se lo den, creo que a él le importará muy poco y mucho, más (es impredecible, pero una bella persona igual)
    Nada, bonita, voy a leer lo que acumulo tuyo, pero, no puedo evitar tener relación de vida con algunas de las cosas que tratas; lo siento, tengo que divagar… Un abrazo.

Deja un comentario